Skip to main content

Si estás pensando en abrir un negocio de compra-venta de artículos de segunda mano deberás conocer el sistema REBU o también conocido como Régimen Especial de Bienes Usados. Vamos a explicarte todas las peculiaridades de este Régimen Especial de tributación.

¿Qué es el REBU?

Se trata del Régimen Especial de Bienes Usados. Es un régimen especial de IVA y de aplicación voluntaria para aquellos negocios dedicados a la compra-venta de artículos.

Cabe destacar que es un régimen de aplicación voluntaria, es decir, puedes adherirte a él si crees que te compensa o no, a diferencia de otros regímenes como por ejemplo el del recargo de equivalencia.

¿Cómo se calcula el IVA a tributar en el REBU?

A la hora de calcular la base imponible para determinar el devengo del IVA se hace de una manera especial.

Hay dos opciones, o bien calcularlo de forma general para todas las operaciones, o bien calcularlo operación por operación.

Básicamente, para determinar la base imponible liquidable para el IVA, se utiliza la siguiente fórmula: Pv – Pc; siendo Pv el precio de venta con impuestos incluidos, y Pc el precio de compra también con impuestos incluidos.

A partir de esa base imponible, se calcula el IVA, teniendo en cuenta el tipo de IVA aplicable al producto que se está vendiendo. Por ejemplo, un teléfono móvil tendrá un tipo impositivo del 21%. De esta forma, se cogería la base imponible, se dividiría entre 100 y multiplicaría por 21, y el resultado sería los impuestos a pagar por ese producto.

Un ejemplo práctico: compramos un smartphone por 100 euros, y lo vendemos posteriormente por 250 euros (ambos precios con impuestos incluidos). La base imponible será 250 – 100 = 150 euros.

Como el tipo impositivo para productos de electrónica es del 21%, los impuestos a pagar serían 150 / 100 x 21 = 31,50 euros.

Si en una operación, por el motivo que sea, se vende a un precio menor que el que se compra, no se puede descontar la diferencia en el cálculo del impuesto, sino que se computa 0.

En cambio, si hiciéramos el cálculo agrupando todas las ventas y compras, ahí sí que se pueden compensar las pérdidas con las ganancias.

Comentar además que las facturas o tickets emitidos en los que aplica el REBU, deben especificarlo explícitamente con un texto del tipo «Operación sujeta al Régimen Especial de Bienes Usados». Además, estos documentos no deben especificar el desglose de IVA, solo deben mostrar el importe total de la transacción.

¿A qué productos se debe y no se debe aplicar el REBU?

Puede darse el caso de que una empresa comercialice productos nuevos y productos de segunda mano. En este caso, no debe aplicar el REBU a aquellos productos que no sean usados.

Tampoco debe aplicarse a productos que se compran para ser utilizados en la actividad del negocio. Por ejemplo, un ordenador para trabajar, o en gastos relacionados con servicios, como por ejemplo el gasto en teléfono.

Registro de artículos comprados

Además del cálculo especial del IVA, adherirse al REBU implica que debe llevarse un registro de los artículos comprados, indicando para cada artículo los datos identificativos y de contacto de la persona a la que se le compra.

¿Puedo gestionar un negocio adherido al REBU con el software de gestión de Ilastec?

Hoy en día para cualquier negocio lo ideal es contar con un programa de gestión, pero en el caso del REBU más todavía, ya que es un régimen un poco más complejo.

En Ilastec Software contamos con un completo módulo de REBU que te permitirá llevar de forma correcta la gestión y evitar cualquier fallo. Si pulsas aquí mismo podrás ver en qué consiste y descargarte una demo para ponerlo en práctica.