Sabios consejos empresariales de Rockefeller

14/05/2020
Consejos de Rockefeller que puedes aplicar en tu negocio

Si hay una persona a lo largo de la historia que prácticamente todo el mundo conozca, o al menos le suene, y asocie al perfil de gran empresario e inversor, ese no es otro que John Davison Rockefeller. Vamos a exponer en este artículo algunos de sus mejores consejos.

El que trabaja todo el día no tiene tiempo de ganar dinero de verdad

Cambiar su tiempo por trabajo es lo que hace la mayoría de la gente. Trabaja para otro, recibe un sueldo a final de mes, y con eso vive (o más bien la mayoría sobrevive).

Con esa mentalidad en cuanto a la ganancia de dinero, poca gente logra alcanzar sus expectativas de vida, ya que para ganar más, tienes que trabajar más, y el número de horas es limitado, y cada vez más, a medida que uno se hace mayor.

Entonces, ¿cómo dice Rockefeller que hay que hacer para ganar dinero? Trabajar está bien, pero la mejor forma de ganar dinero es poniendo tu dinero a trabajar. Esto puedes hacerlo ahorrando e invirtiendo en muchas cosas, y si tienes un negocio subcontratando partes del mismo que te hagan crecer y que a ti te quiten tiempo en lo que realmente eres bueno.

No temas a los grandes gastos, sino a los ingresos pequeños

Un buen negocio es aquel que da como resultado un balance positivo entre ingresos y gastos. Está claro que cuanto menos gastes, más positivo puede ser el balance, pero no necesariamente es así. Hay un punto en todas las empresas en el que hay que asumir que hay que elevar el gasto e incrementar la inversión si se quiere obtener algún ingreso o aumentar los existentes.

Al final, si gastas 100 euros y ganas 200 gracias a ese gasto, habrás ganado 100 euros. Pero si gastas 1.000 euros y ganas 1.300 euros, habrás ganado 300. Sin duda este segundo escenario es mejor. Y si además consigues que en ese proceso el ingreso se refleje en tus cuentas antes que el gasto, mejor que mejor.

Hay que saber reconocer cuando un gasto o deuda es bueno o malo. Si es un gasto que no te aporta nada más que la supervivencia de tu negocio a corto plazo, deberías revisar esa partida. Por contra, si es un gasto que te ayuda a mejorar la calidad de tus productos o servicios, o incrementar las ventas, es un gasto bueno.

La amistad basada en un negocio es mejor que un negocio basado en la amistad.

Los negocios no son, o al menos no suelen ser, un cuento de hadas. Por eso, empezar un negocio con un amigo, es algo que muchos grandes empresarios y emprendedores desaconsejan totalmente.

En cambio, por esto mismo, una amistad surgida de un negocio, suele ser un vínculo muy fuerte y que en el futuro puede dar lugar a muchos más negocios, porque se habrá gestado en un ambiente probablemente lleno de dificultades.

Convierte cualquier catástrofe en una oportunidad

Siempre que hay una crisis, hay un problema. Y siempre que hay un problema hay personas dispuestas a pagar por una solución al mismo. Y ahí siempre hay una oportunidad de negocio. Aprovecha las crisis para detectar oportunidades.

Por ejemplo, ahora con la crisis del coronavirus es el momento perfecto para empezar un negocio de venta online, o incorporar la venta online a tu negocio ya existente. También es momento de renovarse y poner más atención a la eficiencia en los procesos de tu negocio.

Ilastec SoftwareSabios consejos empresariales de Rockefeller